Guillermo Martinez y Efraín González Téllez

Empresarios a las sombras del poder político: Germán Efromovich

A Germán Efromovich se le conoce especialmente por ser el dueño de una de las mayores aerolíneas americanas pero muy poco se habla de los negocios adicionales que mantiene, los que exceden la aviación civil y el turismo: Synergy Aerospace, empresa de Efromovich que controla Avianca, es también dueña de EAE Aerospace Solutions. EAE nació luego que en el 2001 Synergy y la empresa Israel Aerospace Industries (IAI) firmaron un acuerdo para la fabricación de drones y comercializarlos en latinoamerica. Con esta alianza estratégica ingresó al negocio de las armas aéreas produciendo drones israelíes, los que han sido herramientas utilizadas para el asesinato y violación de los Derechos Humanos del pueblo palestino.

En el año 2013, el Comité Nacional Palestino de Boicot, coordinación que representa a más de 170 organizaciones de la sociedad civil que han hecho un llamado a presionar a Israel para que cumpla con el Derecho Internacional, promovió una campaña contra EAE en la feria Latinoamericana Aeroespacial y Defensa (LAAD), realizada en Brasil; En ese momento denunciaron como “Este conglomerado produce material para las Fuerzas Armadas brasileñas que utilizan los centros de producción y mantenimiento de TAP M & E Brasil en Río de Janeiro y Porto Alegre”.

En un informe sobre militarismo israelí en la región realizado por el movimiento de BDS Latinoamericano (Boicot, Desinversión y Sanciones), movimiento que responde al llamado palestino, se detallan los últimos movimientos de las empresas de Germán Efromovich; en este se describe que: “Uno de los empresarios más destacados que ha hecho carrera en estas ferias de armas es el empresario boliviano –con nacionalidad brasilera y colombiana– Germán Efromovich quien fue uno de los más destacados ponentes de la feria FIDAE en Chile en abril de 2018. Efromovich participó en el despojo de tierras en el departamento del sur del Cesar en Colombia”.

Aunque se justifica que dichos drones sirven para proteger las fronteras, luchar contra el narcotráfico o garantizar el funcionamiento de empresas de extracción de minerales y petróleo, se ha observado recientemente que dichas armas también están siendo utilizadas para la represión de movilizaciones campesinas en Colombia o de pueblos originarios como el Mapuche al Sur del continente. Puede afirmarse que con la importación de tecnología y conocimiento para la fabricación de estos drones, desde Israel, también se importa el militarismo y la falta de respeto a los Derechos Humanos. Por extensión, empresarios de armas de guerra como Germán Efromovich facilitan que estás prácticas se implementen en el continente.

De la falta de responsabilidad social de este empresario se conoce cada vez más: Los Paradise Papers (Papeles del Paraíso) brindaron muchos detalles de cómo actúan los capitales y sus dueños para la evasión impositiva. Particularmente se detalla como el conglomerado de Avianca –de quien es dueño German Efromovich– utilizó más de 20 cuentas offshore en Islas Bermudas, Panamá y Chipre para este fin. Pero la corrupción no se queda en paraísos fiscales: En Argentina compró la empresa aérea de la familia del presidente Macri, y durante esta presidencia a la compañía se le asignaron nuevas rutas en lo que puede interpretarse como tráfico de influencias.

Con esta información de fraude fiscal, de clientelismo dentro de gobiernos, despojo de tierras a campesinos en Colombia y la participación de negocios de armas en Brasil, se puede concluir que este empresario, más que ayudar a la sociedad, busca lucrarse a costa de lo que sea necesario.