Por Vanessa Dourado

El último 22 de junio,  se estrenó el micro documental Roja Tierra Nuestra. El trabajo dirigido por el documentalista Juan Alaimes y producción periodística de Sergio Alves acompaña el proceso de  expropiación de 166 hectáreas de tierra de las 600 donadas vía judicial –que en forma previa era explotada por la empresa chilena Alto Paraná (Arauco)– a la Asociación de Productores Independientes de Piray, departamento de Montecarlo, Misiones.

Aunque el documental tenga un fuerte elemento político-reivindicatorio y militante, las escenas remiten a un encuentro poético con el territorio. La tierra roja de Misiones, palco de varias historias de lucha y resistencia, también es un lugar de afecto. Un afecto por la tierra como extensión de los cuerpos y de las existencias de sus actores/personajes.

Las problemáticas de las consecuencias del uso de agrotóxicos, el modelo agroforestal concentrado y la apropiación de las tierras por parte de las grandes corporaciones –validadas y promovidas por los poderes políticos locales– son tratadas de forma sutil. Sin embargo, no pasan desapercibidas.

Los relatos dan cuenta de una comunidad orgullosa por el logro de su objetivo que en el inicio del documental se hace saber “los días no comienzan hoy”. El enfoque en los procesos individuales y colectivos demuestra que la lucha por el derecho a la tierra es también  una lucha por el derecho a la vida en todas sus extensiones. La autonomía y la resiliencia son puntos claves en el documental, llevando a muchos cuestionamientos acerca de las bases de sostenimiento de la vida.

En una de la ensenas,  una de las integrantes de la asamblea plantea, “tenemos que curar  la tierra”. Queda  nítido el cuidado, la mirada hacia la tierra sin una lógica productivista y si desde una perspectiva reproductiva de la vida. Lo que se evidencia en el conjunto de acciones que son llevadas a cabo, no sólo de subsistencia, sino también la relación entre el cuidado de la tierra con el cuidado de una/o y también con el cuidado  hacia la comunidad. Tal vez no sea menor que la mayoría de las actrices/personajes sean mujeres.

Roja Tierra Nuestra es un documental sensible y que lleva a muchas reflexiones respecto de las distintas formas de organización y resistencia. Es una celebración en medio de las peleas, no siempre exitosas, de los  movimientos en lucha. Pero es, sobre todo, una historia del cuerpo, territorio y afecto.

Enlace al documental: https://www.youtube.com/watch?v=i8rW2Kj9YGM