El día jueves 20 de mayo, en la ciudad de Buenos Aires, cientos de personas se manifestaron para expresar todo el apoyo y la solidaridad hacia el pueblo palestino. La convocatoria por la autodeterminación de los pueblos, contra el colonialismo y la ocupación, fue realizada desde el Comité Argentino de Solidaridad con el Pueblo Palestino y tuvo la adhesión de más de 230 organizaciones y personalidades.

Esta se transformó en la quinta manifestación del pueblo argentino en solidaridad con los hermanos y hermanas palestinas, desde el pasado jueves 13 de mayo.

En un importante acto a metros de la Embajada de Israel (que se encontraba vallada y rodeada de efectivos y móviles policiales desde el pasado lunes) se leyó la declaración que denuncia:

-El plan sistemático de colonización que en pleno siglo XXI sigue llevando adelante Israel en los territorios palestinos.

– El proceso de judaización constante de Al Quds (Jerusalén) y Cisjordania que expulsa a su población palestina originaria.

– Las sistemáticas violaciones a los derechos humanos que sufre la población palestina de Jerusalén, Gaza y Cisjordania por parte de la potencia ocupante.

– El infame crimen de Apartheid contra el Pueblo Palestino.

– Los bombardeos ordenados por el criminal Benjamin Netanyahu que están masacrando población civil palestina en Gaza. – Los desalojos en el Barrio de Sheikh Jarrah en Al Quds (Jerusalén) y la atroz represión y asesinatos que llevan a cabo impunemente las fuerzas de ocupación israelíes en los territorios ocupados de Cisjordania, Al Quds y las ciudades palestinas dentro de lo que es hoy Israel.

Asimismo, entendiendo que la comunidad internacional no puede permanecer en silencio y que Argentina tiene en este espacio un lugar comprometido con los derechos humanos de los pueblos y su autodeterminación, la proclama solicita al gobierno argentino impulsar las siguientes medidas:

1. Adoptar en la Asamblea General de las Naciones Unidas una resolución que renueve el llamado a generar sanciones legítimas y efectivas a Israel enfocadas en el embargo militar, así como a proveer los medios para implementarlas, como contramedida para detener su anexión de facto y de jure de territorios palestinos ocupados y otras graves violaciones de la ley internacional.  

2. Promover la activación del Comité Especial contra el Apartheid de las Naciones Unidas para abordar el régimen de Israel sobre la población autóctona de Palestina.

3. Garantizar la efectividad y actualización regular de la base de datos de las Naciones Unidas de compañías involucradas en negocios en los asentamientos ilegales israelíes.

4. Apoyar la investigación de la Corte Penal Internacional sobre los crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad perpetrados en los territorios palestinos ocupados.

Fotos: Verónica Raffaelli @veroraffaph